Cuidándonos.

¡Hola a todo el mundo!

Hoy voy a cambiar un poco, y es que llevo ya varios días hablando de temas relacionados con la imagen y el vestuario. Bien, pues os hoy voy a hablar de belleza. Más concretamente de una parte de nuestro cuerpo que muchas veces no le damos la importancia que merece: las manos.

manos

Es de las primeras partes del cuerpo en las que nos fijamos cuando hablamos con otra persona, y nos transmite una imagen muy clara de ella. Una persona que se preocupa por sus manos, se preocupa por los detalles, transmite una imagen limpia y cuidadosa.

Eso no quiere decir que tengáis obligadas que ir al centro de estética todas las semanas a haceros la manicura. Pero si saber unos cuantos consejos para tener las manos aseadas:

1. No es necesario tener las uñas largas cual leona. Y ojo, si las llevas así, vas cómoda y te encantan, ¡es genial! Pero para muchas, tener las uñas demasiado largas nos es incómodo, y lo primero es mirar nuestra comodidad. Lo que quiero decir, es en ocasiones, más no es mejor, lo importante es tenerlas limpias y limadas, para no engancharnos ni que nos molesten y con una largura que nos sea cómoda.

2. Cuidadín con el esmalte. En este apartado, voy a incluir dos cosas. La primera, me repito en cuanto a la comodidad y al estar a gusto. Escoger colores muy llamativos si eres una persona que no suele llevarlos, harán que solo estés pendiente de tus manos y te sientas observada o incómoda. Escoge un color que te guste y que no te moleste llevar. La segunda, es que no hay nada más feo que llevar el esmalte a trozos. Da una imagen de descuido y muchas veces no somos así y es más bien por falta de tiempo. En este caso, te aconsejo que no te las esmaltes. Si tienes las manos limpias e hidratadas, bien limadas y sin esmaltar o con un brillo irás aseada y tu imagen será limpia y mucho más cuidada. Otra buena opción es escoger el esmaltado semipermanente o las uñas esculpidas (tanto gel cómo acrílico), de este modo será una profesional la que se encargue de construir tu uña y que no tengas que preocuparte de ellas en unas semanas.

3. ¡Hidratar, hidratar, hidratar! ¿A qué te pones crema en el rostro cada mañana para tener una piel suave y bien hidratada? Y seguro qué te nutres bien el cuerpo con aceites después de la ducha (y si no es así, os hablaré en otro post de por qué también es importante hacerlo). Haces todo eso, y en cambio con tus manos, que pasan el día ensuciándose y lavándose, tocando todo tipo de productos y en contacto continuo con el mundo exterior, el sol, el aire… no las cuidas tanto. Pues es igual de importante. Las manos es donde podemos apreciar nuestra verdadera edad, ¿o nunca habías oido eso? La piel es fina y también necesita cuidados. Si te acostumbras a ponerte crema de manos mientras ves un rato la tele antes de irte a dormir, enseguida notarás la diferencia.

manos (1)

4. El gran aliado. Por supuesto, si acudimos al centro de belleza tendremos montones de recursos para cuidar nuestras manos. Cómo peelings, mascarillas, parafinas… todo para que salgan nuevas y empezar a cuidarlas. Os animo a visitar la web de Nepher, donde tienen todos esos servicios y más. Además de muchos otros para el cuidado del resto del cuerpo.

¡Espero que os haya gustado y os sirva de mucho!

Nos leemos pronto,

Nuria.

 

Anuncios

Un comentario en “Cuidándonos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s